La ansiedad y sus síntomas

May - 26 2016 | By

Tengo una amiga que se encuentra desesperada, buscando un nutriólogo en DF para que le ayude a bajar de peso.

Ha estado en las mil y una dietas y no le funcionan, se ha suscrito a gimnasios y termina por no ir, ha tomado la “píldora mágica” una y otra vez y sencillamente no le funciona nada de nada yante cada intento por bajar de peso, recupera con creces lo poco que perdió.bajar de peso

Este suele ser un cuadro muy común para muchos, ¿o acaso no te sientes reflejado en todos o al menos unos puntos?

En lo personal, sí me identifico… y en muchos puntos.

Por ejemplo, yo he comprado varios aparatos para hacer ejercicio y terminan como percheros o arrumbados en una esquina.

Comienzo la dieta X y la dejo por usar la dieta Y porque es más efectiva, más cuando leo la dieta Z la veo más “sencilla” de implementar.

No se diga si sale una pastilla que por muy natural y herbolaria que sea, al menos debe ser tomada para que funcione porque en el frasco sencillamente no pasa de ahí, ni veremos sus efectos.

Sí, esto nos suele pasar a muchas personas; deseamos bajar de peso, pero “algo” nos pasa en el camino y declinamos, nos desviamos o abortamos.

Leyendo un poco sobre esto, resulta que muchos de nosotros tenemos un grado de ansiedad y esto nos impide seguir con un régimen diferente.

El ansia es una sensación imperiosa de hambre, sólo que está relacionada con alimentos concretos y que nos gustan en demasía.ansiedad

De esta forma la ansiedad termina una vez se ha calmado el hambre. No se vive con sentimiento de culpabilidad, al contrario de lo que sucede con la crisis bulímica, por ejemplo.

¿Has notado que la ansiedad te da una especie de hambruna?

Desde un punto de vista etimológico, es una enfermedad. La persona afectada no se percibe a sí misma como psicológicamente débil cuando cede ante la comida, sino que tiene el sentimiento de que está satisfaciendo las necesidades de su cuerpo.

Para rematar el cuadro, la ansiedad por los dulces es la más frecuente y afecta especialmente a mujeres jóvenes.

Al estar acompañada por malestar, mareo y cansancio, el ansia se corresponde con un descenso de la glucemia, es decir, del índice de azúcar en sangre, causado habitualmente por un régimen demasiado restrictivo.

Pero también existen estados de ansia sin que haya un verdadero descenso de la glucemia.

En este caso es cuando se responde de tal forma que se engulle a toda velocidad pasteles o embutidos. Comer de esta forma es consumir una bomba de azúcar o de serotonina.

La serotonina es el neurotransmisor del cerebro que aumenta después de haber ingerido masivamente sustancias azucaradas o saladas y provoca esa sensación de bienestar.neurotransmisor

Si has notado este cuadro en tu persona o en algunos de tus seres queridos, entonces será necesario atender tu estado de ansiedad, que es lo que te ha llevado a subir de peso.

Es así como los especialista van descubriendo de dónde provienen nuestros kilos de más y el por qué presentamos tal o cual acción o reacción ante los alimentos, el ejercicio y lo que se vea involucrado para bajar de peso.

Nada esta echado al azar y por algo es que reaccionamos de tal o cual forma, es importante observarnos y apoyarnos en los que saben para poder salir del círculo nada virtuoso.