El ver bien es una realidad tangible

May - 28 2016 | By

Hoy en día existen avances significativos en cuanto a la vista. La cirugía refractiva moderna, como bien le llaman algunos, presenta avances sustanciales, tanto en el uso del láser como en la mejoría y avances en los diseños del lente intraocular.cirugia refractiva

En la actualidad, los tratamientos de elección, que se aplican en la mayoría de los casos de cirugía refractiva son:

  • Cuando se tienen defectos bajos y medianos se recurre al uso del excimer láser, con la técnica de LASIK.
  • Cuando no se puede utilizar la técnica LASIK porque la córnea es delgada o porque existen alteraciones en la topografía corneal, se recurre entonces al LASEK.
  • Para cuando se enfrentan los oftalmólogos a defectos altos, entonces los lentes intraoculares entran en acción.
  • Y para los defectos extremos, entonces la combinación de técnicas como el lente intraocular y el LASIK es una alternativa.

Cuando leemos estos términos, nos damos cuenta de que, efectivamente, la tecnología es un factor importante en la corrección o auxilio de la vista.

Veamos un poco más de cerca cada una de estas propuestas de solución.

El excimer láser es un procedimiento que trabaja con la superficie de la córnea y recurre a dos tipos de procedimientos, el PRK o Photorefractive Keratectomy, y al LASEK o láser Epithelial Keratomileusis o Queratomileusis epitelial con Excimer Laser.

Con esto podemos más o menos familiarizarnos con la terminología.

Cuando se recurre al PRK, el cirujano oftalmólogo realiza una talla en la córnea desde la superficie, con un rayo de longitud de onda ultravioleta, que es lo que se denomina excimer láser.

Ahora bien, cuando la córnea es delgada o con cierta asimetría, entonces se recurre al procedimiento del uso del Lasik, que permite trabajar con la córnea de forma más superficial.

Ambas técnicas también se utilizan para cuando se tratan vicios de refracción en el interior de la córnea.

El excimer laser o LASIK es el mejor procedimiento para operar miopía e hipermetropía bajas, moderadas y severas, no así los casos extremos.

En cuanto al astigmatismo y los vicios extremos, también pueden tratarse con muy buen pronóstico bajo esta técnica.cirugía laser

Cuando se recurren a los lentes intraoculares es para atender miopías e hipermetropías extremas, que no se pueden corregir con el láser. Para colocarlos es necesario abrir el ojo, con el riesgo que esto implica; no obstante, se ha observado en la práctica que es muy seguro el procedimiento. Más aún si se recurre a un cirujano oftalmólogo con experiencia y se emplean productos especializados, como los de Lab Uno.

Como notarás, la ciencia y la tecnología han trabajado arduamente junto con las capacidades médicas, otorgando a los oftalmólogos herramientas excelentes para atender problemas de la visión, por lo que el ver bien para muchos es una realidad tangible.